domingo, noviembre 28

Comenzó en Ushuaia la temporada de cruceros

La temporada de cruceros 2021/22 comenzó en Ushuaia con la llegada del primero de esos buques, el “National Geographic Endurance” en el fin de semana, y fue inaugurada por el ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens, y autoridades locales y marítimas.

El arribo se concretó el domingo, después de 19 meses de inactividad en este rubro, y fue recibido con beneplácito por autoridades y vecinos de la ciudad, quienes saludaron desde la pasarela de la calle costera y con bocinazos, respondidos desde el barco mientras su capitán saludaba bajo una lluvia torrencial.

Por cuestiones de protocolos de la ciudad, ninguno de sus 96 tripulantes puede abandonar las instalaciones portuarias, sino esperar el abordaje de los pasajeros, quienes llegarán mañana en un vuelo procedente de Miami, dijo el vicepresidente del Puerto de Ushuaia, Miguel Ramírez.

Los pasajeros tampoco podrán visitar la ciudad, en este caso debido a los protocolos del crucero, que exige burbuja en todo el traslado desde el aeropuerto de Miami, donde los turistas llegados de varios países quedarán aislados hasta culminar su paseo antártico, tras lo cual podrán desembarcar en Ushuaia si las autoridades locales lo permiten.

Por esa razón, el recibimiento oficial y posterior intercambio de plaquetas se hizo este lunes en el puerto, en tanto la inauguración estuvo a cargo de Lammens y el gobernador de Tierra del Fuego, Gustavo Melella.

En ese acto, el ministro sostuvo que «era muy difícil pensar en una temporada de cruceros, pero tomamos la decisión política de hacerlo porque sabemos lo que significa para la economía local y nacional», señala un comunicado de la cartera a su cargo.

«El turismo es la actividad que empuja la recuperación en la provincia», aseguró Lammens, y acotó: «Hemos trabajado mucho para sostener al sector. Ahora llegó el momento de crecer, con el empuje de un Estado presente e innovador».

De similar manera se expresó Melella, quien dijo que «llegó el momento de empezar a reactivarnos y eso para nosotros es una gran alegría», tras lo cual agradeció «al Gobierno nacional y al sector privado por entender que había que trabajar en conjunto. Han hecho un gran esfuerzo para sostener el empleo».

Esta fue la primera vez que arribó al puerto fueguino el National Geographic Endurance, un barco preparado para navegar aguas polares, con un diseño futurista, que entre otras características ofrece amplios ventanales de vidrio para la observación y servicios de primer nivel, como un estudio de yoga, además de dedicar un especial cuidado al ambiente.

El vicepresidente del puerto fueguino explicó que los grandes paquebotes de miles de pasajeros no van a la Antártida, sino que hacen el viaje pendular desde Buenos Aires, con escala en Ushuaia y Valparaíso, en Chile.

«Los cruceros antárticos ahora son más pequeños, como el Endurance, que tiene 96 tripulantes para 126 pasajeros, lo que lo convierte en un servicio boutique de cinco estrellas», agregó.

El funcionario comentó que la alegría por la llegada del primer crucero era compartida, «con la gente desde la pasarela costera, haciendo sonar las bocinas y saludando al barco, y el capitán, Oliver Kruess, en la cubierta saludando como un rockstar, porque es una persona conocida acá, un tipo querido».

Ramírez también destacó que de tener «cero barcos en operaciones ahora pasamos a tener programadas para esta temporada 250 recaladas de 34 empresas de cruceros expedicionarios hasta el 7 de abril».

«Contar con 250 recaladas en esta temporada es una muy buena noticia», sostuvo, y consideró que «sin bien no son las 500 que solíamos tener, es buena noticia porque el turismo de cruceros genera un importante ingreso de divisas al comercio y a la actividad turística en general».

También adelantó que «para la temporada 2022-2023 estamos hablando ya de unas 600 recaladas, y estamos en construcción, ampliando el muelle, aprovechando que hay menos movimiento de lo normal».

El funcionario precisó que los cruceros también «van a veces a las Islas Malvinas u otras islas del Atlántico Sur, al Cabo de Hornos, pero en particular a la Península Antártica», y aclaró que en las bases del continente blanco no se permite el descenso o al menos el contacto con las personas que residen en ellas.

Por otra parte, resaltó que Ushuaia es «el único puerto en el Cono Sur que tiene un protocolo desde el año pasado, que fue traducido a cuatro idiomas, y que en un 70% es tomado como ejemplo en otros puertos».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *