jueves, mayo 19

Promueven cosmética a base de cerveza negra, olivo y fango en municipios bonaerenses

Tres emprendimientos de la provincia de Buenos Aires elaboran productos para cuidar y nutrir el cabello, la piel del cuerpo y rostro, en armonía con el medio ambiente y sin testeos en animales en los municipios de Alsina, Mar Chiquita y Coronel Dorrego.

Los productos regionales, además de generar fuentes de trabajo y dar impulso a la economía local, se utilizan con materias primas que tienen desde su origen un tratamiento sin pesticidas ni agroquímicos, mientras que cremas, shampoo, emulsiones y jabones están libres de parabenos, sulfatos, sal y derivados de petróleo.

Por tratarse de productos naturales se desarrollan a escala artesanal.

“Empecé con las pruebas de elaboración, fue un trabajo empírico y arduo porque no existían antecedentes en esta zona”, contó la cosmiatra Cecilia Audici quien vive en Carhué, partido de Adolfo Alsina, y advertida de las propiedades de las aguas y del fango del lago Epecuén comenzó con un el proceso de experimentación cosmética.

Audici produce jabones, serum antiage, fango capilar, mascarillas faciales, protectores solares, gotas y aguas termales con propiedades antiinflamatorias, regeneradoras y purificantes.

En tanto, en la localidad de Mar de Cobo, Municipio de Mar Chiquita, María Elena Lludgar está al frente del Almacén de Aromas, emprendimiento de cosmética natural que combina las fragancias del Atlántico y los beneficios de la cerveza.

En este destino bonaerense, epicentro de la Ruta de la Cerveza, María desplegó los conocimientos que había investigado a través de familiares tanto en otras provincias argentinas como en Europa, sobre los posibles usos de la cerveza en productos para la piel. Así, arribó al diseño de la línea spa cervecera.

Los jabones se elaboran con cerveza negra y rubia. Para ser utilizadas, la primera solo requiere de la extracción del alcohol, mientras en la segunda se debe interrumpir su proceso de maduración.

Entre las variedades que ofrece el almacén figuran los de cerveza y extracto de avena, con hojuelas para exfoliar la piel, y la versión apta para celíacos donde el romero reemplaza al cereal.

Por otro lado, Olea Fragrans es una propuesta familiar cosmética basada en el aceite de oliva que se elabora en el establecimiento Don Gastón de Coronel Dorrego.

«Todo surgió a partir de un viaje a Israel donde visité empresas que producían cosmética con aceite de oliva», dijo Dora Pastorino, ingeniera agrónoma a cargo de Olea Fragrans.

El emprendimiento propone una diversidad de productos que incluye jabones de aceite de oliva con esencia de verbena, y otros con lemongrass: son hipoalergénicos y para todo tipo de piel, incluso en los casos de eczemas, acné, psoriasis y caspa.

«Las preparaciones se elaboran principalmente con las variedades suaves de aceite de olivo como la arbequina, aunque también se usa el nevadillo», detalló Pastorino,

Según precisó la subsecretaría de la provincia de Buenos Aires, los destinos turísticos «sorprenden con paisajes y experiencias durante todo el año, entre los que se encuentran la visita a estos tres emprendimientos de cosmética natural producida a partir de materia prima propia del territorio bonaerense».

«Además de promover la salud y el cuidado del medio ambiente, generan fuentes laborales y diversifican el desarrollo de la producción local», destacaron desde el área.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.