jueves, mayo 19

El multimillonario Elon Musk compró Twitter por US$ 44.000 millones

Cambios de Twitter, accesibilidad y dolor de cabeza

El hombre más rico del mundo y director de la compañía de autos eléctricos Tesla, Elon Musk, acordó la adquisición del total de acciones de la red social Twitter, a un valor por acción de US$ 54,20, en una transacción valorada en aproximadamente US$ 44.000 millones, informó la compañía en un comunicado.

Se espera que la transacción, que ha sido aprobada por unanimidad por la Junta Directiva de Twitter, se cierre en el transcurso del corriente año, sujeto al visto bueno final de los accionistas.

«La Junta de Twitter llevó a cabo un proceso reflexivo e integral para evaluar la propuesta de Elon con un enfoque deliberado en el valor, la certeza y el financiamiento», dijo el presidente de la junta independiente, Bret Taylor.

Según los términos del acuerdo, los accionistas de Twitter recibirán US$ 54,20 en efectivo por cada acción ordinaria de Twitter que posean al cierre de la transacción propuesta, un precio que representa una prima de beneficio del 38% sobre el valor de Twitter el 1 de abril pasado, día previo a que Musk revelara su participación de aproximadamente 9% en la compañía.

«La libertad de expresión es la base de una democracia que funciona, y Twitter es la plaza digital donde se debaten asuntos vitales para el futuro de la humanidad», dijo Musk en el comunicado de la empresa.

Y agregó: «También quiero hacer que Twitter sea mejor que nunca mejorando el producto con nuevas funciones, haciendo que los algoritmos sean de código abierto para aumentar la confianza, derrotando a los robots de spam y autenticando a todos los humanos. Twitter tiene un enorme potencial. y la comunidad de usuarios para desbloquearlo».

Antes del anuncio, Musk tuiteó: «Espero que incluso mis peores críticos permanezcan en Twitter, porque eso es lo que libertad de expresión significa».

Se espera que la transacción, que fue aprobada por unanimidad por la Junta Directiva de Twitter, se cierre en los próximos meses, sujeto a la aprobación de los accionistas, la recepción de cuestiones regulatorias aplicables y el cumplimiento de otras condiciones habituales.

Musk aseguró que cuenta con US$ 25.500 millones de deuda totalmente comprometida y financiamiento de préstamos de margen y está proporcionando un compromiso de capital de aproximadamente US$ 21.000 millones, informó la empresa.

Esta tarde, las acciones de Twitter Inc. subían un 5,5% a US$ 51,63, previo al cierre de las operaciones en el mercado.

La operación significa un cambio brusco al interior de la compañía que, hace sólo 10 días, había anunciado que preparaba una maniobra conocida como «píldora envenenada» para dificultar la oferta pública de adquisición (OPA) de Musk.

El 14 de abril, Musk hizo pública una oferta para adquirir el control total de la compañía por un valor de US$ 46.500 millones, luego de conseguir financiamiento a través de dos préstamos bancarios de Morgan Stanley -empresa propietaria del 8,76% de las acciones de la empresa y tercer accionista más importante de la red social- y también gracias a su fortuna personal, con una contribución de 21.000 millones de dólares.

También consideró la posibilidad de lanzar una OPA hostil directamente a través de los accionistas, para esquivar al entonces reacio consejo de administración, aunque finalmente la compra se concretó este mismo lunes antes del cierre del mercado.

Según fuentes citadas por Bloomberg, el consejo de administración de Twitter se reunió el domingo para revisar la propuesta del multimillonario, que ya había comprado algo más del 9% del capital de la empresa.

Poco después de ingresar al capital del grupo, el excéntrico fundador de Tesla había sido invitado a integrarse al directorio de la firma, pero declinó la oferta.

Con más de 82 millones de seguidores, el hombre más rico del mundo -Forbes estimó su fortuna en 269.000 millones de dólares- utiliza su cuenta de Twitter casi a diario para dar noticias sobre sus empresas, bromear e incluso lanzar provocaciones.

Musk prometió transformar la red social para convertirla en «la plataforma de la libertad de expresión en todo el mundo», sin detallar los cambios que pensaba aplicar, con excepción de algunas funciones como la de un botón para «modificar» un tuit luego de publicarlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.