martes, junio 28

Rusia anuncia la expulsión de 85 diplomáticos europeos

Rusia anunció que expulsará a 85 diplomáticos europeos como respuesta a medidas similares adoptadas contra sus representantes, en un creciente contexto de tensión tras la ofensiva lanzada por el Kremlin en Ucrania el pasado 24 de febrero. Se trata de 27 diplomáticos españoles, 34 franceses y 24 italianos, precisó la diplomacia rusa, según informó la agencia de noticias AFP. Los tres países afectados condenaron la decisión de Moscú y aseguraron que no es comparable a la que tomaron ellos.

«España rechaza la decisión adoptada hoy por la Federación Rusa de expulsar a un total de 27 miembros del personal de la Embajada de España en Rusia», indicó el Ministerio de Asuntos Exteriores español.

Para Madrid, la salida de los diplomáticos rusos ordenada en abril «se basó en motivos de seguridad debidamente justificados, que no se dan en este caso».

Por su parte, París «condenó enérgicamente» el anuncio de Rusia, considerando que esta decisión no se basaba en «ningún fundamento legítimo».

«Esta decisión es presentada por la parte rusa como una respuesta a las decisiones de Francia» en abril, cuando «varias decenas de agentes rusos» sospechosos de ser espías fueron expulsados, indica un comunicado de la cancillería.

Por el contrario, «el trabajo de los diplomáticos y del personal de nuestra embajada en Rusia se inscribe plenamente en el marco de la Convención de Viena sobre las relaciones diplomáticas y consulares», añade el texto.

«La decisión de las autoridades rusas no se basa en ningún fundamento legítimo. No podemos sino lamentarla», prosigue el comunicado de la diplomacia francesa.

Italia en tanto, calificó como un «acto hostil» la expulsión de sus funcionarios, pero el jefe del Gobierno italiano, Mario Draghi, destacó que se debe evitar «romper relaciones diplomáticas».

«No se debe llegar a la ruptura de canales diplomáticos, porque si logramos la paz, la lograremos a través de esos canales», dijo Draghi, durante una rueda de prensa celebrada en Roma.

La ofensiva rusa en Ucrania, que comenzó el 24 de febrero, provocó una ola de condenas internacionales y un aluvión de sanciones que buscan asfixiar la economía rusa, acompañadas de la expulsión de cientos de diplomáticos rusos por parte de los países occidentales.

Moscú tomó represalias expulsando a su vez de su territorio a diplomáticos de los países en cuestión.

El domingo pasado, Rusia había expulsado a 18 diplomáticos de la representación de la Unión Europea (UE) en ese país, también en respuesta a una medida similar adoptada por Bruselas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.