martes, agosto 9

Santiago del Estero reafirma su perfil turístico

Un viaje por el oeste santiagueño puede conjugar momentos de relax, entretenimiento, historia y folclore con deportes y la mejor gastronomía norteña, en un recorrido de apenas 70 kilómetros como el que separa a Las Termas de Río Hondo con la ciudad de Santiago del Estero.

Las emblemáticas aguas minerales de Río Hondo, que propician una temporada alta para el turismo entre junio y julio, son el principal atractivo de la región, que cuenta con la mayor cantidad de pozos termales de América Latina, a lo que se suman diversos espacios como el autódromo, una reconocida cancha de golf, una isla de reserva ecológica a la que se accede por un puente colgante, un acuario, museos y spa.

La distancia entre la ciudad de Santiago y Las Termas, de alrededor de una hora de viaje en vehículo durante 70 kilómetros, permite al viajero disfrutar de ofertas variadas que se complementan para brindar al turista todo lo que busca: descanso, cultura, historia, folclore, comidas típicas, deporte, aventura, tradición y música.

La ciudad de Termas, ubicada a la vera del río Dulce, se convirtió en un lugar ideal para reponer energía, dado que además de bienestar y descanso, presenta excelentes propuestas deportivas, con una cancha de golf diseñada por Robert Trent Jones II, hijo del legendario arquitecto estadounidense, que se convirtió desde su inauguración, en 2018, en uno de los imprescindibles del turismo deportivo de Argentina.

Además, tiene uno de los autódromos más avanzados de la región, en el cual recientemente se corrió el Moto GP, que convocó a más de 186 mil espectadores y dejó un impacto económico de 3.200 millones de pesos.

En el mismo predio está el imperdible Museo del Automóvil, donde se exhiben vehículos de colección, algunos de los cuales pertenecen a los museos Fangio, La Plata y Arturo Scalise, y atesora la mayor cantidad de motos antiguas.

También tiene atractivos especiales para disfrutar en familia, como la Isla Tara Inti, el Dique Frontal de Río Hondo, las playas del Lago y un gran Acuario, además de los museos municipales y una larga costanera para andar en bicicletas y patinar.

A la isla Tara Inti se llega a través de un puente colgante de 205 metros de largo para acceder a una reserva de 19 hectáreas, donde se puede encontrar gran diversidad de flora y fauna, restos paleontológicos y una laguna que se alimenta a través de vertientes naturales de aguas termales.

Los turistas pueden ingresar a la Isla de forma gratuita con reservas al (0385) 4827443, todos los días de 8 a 12 y de 15.30 a 18.30.

En tanto, en el Instituto de Investigación y Desarrollo Aplicado de Hidrobiología Néstor René Ledesma se puede disfrutar de más de 20 especies autóctonas del acuario o escuchar en el anfiteatro las explicaciones científicas y de investigación. Por reservas y consultas se puede llamar al (0385) 4096376.

La gastronomía es uno de los deleites de los visitantes, dado que hay variedad de platos y precios, ya que los bares, restaurantes y hoteles ofrecen comida regional, gourmet y también sándwiches. Uno de los platos más pedidos es el cabrito, con porciones alrededor de 1.500 pesos, mientras que las pastas cuestan entre 500 y 700 pesos, además de los tradicionales tamales, a unos 150 pesos, y las clásicas empanadas, que se consiguen tanto en restaurantes como en los hornitos móviles ubicados en las calles de la ciudad.

Todos los hoteles tienen agua termal, no solo en sus piscinas sino al abrir una canilla, ideales para esta época de primeros fríos. También hay posibilidades al aire libre, con piscinas de aguas termales y juegos para chicos y grandes, con precios que oscilan entre los 150 y 600 pesos por persona.

El presidente de la Cámara de Turismo de Santiago del Estero, Miguel Figueroa, detalló a Télam que Las Termas tiene 13.000 plazas y ya se observa «un importante movimiento turístico, por lo que consideramos que será una muy buena temporada».

La secretaria de Turismo, Cultura y Deportes de Termas de Río Hondo, Vilma Díaz, indicó a Télam que durante el junio y julio habrá muchísimas actividades para todos los gustos y bolsillos, e incluso gratuitas, y señaló que «para este fin de semana XXL del 17 de junio ya tenemos consultas, y en los hoteles reservas que llegan hasta el 80%, especialmente en hoteles de 3, 4 y 5 estrellas».

A su vez, Santiago capital, llamada «Madre de Ciudades», conjuga sus tradiciones y edificios históricos con la modernidad de las nuevas obras emblemáticas de los últimos años, y en estos meses se viste de fiesta ya que por su aniversario hay múltiples eventos que congregan a miles de personas de todo el país.

«En la ciudad Capital, tenemos alrededor de 3 mil plazas, las cuales para julio se ven colmadas por la alta demanda de turistas, por lo cual siempre se agregan otros tipos de hospedajes», comentó Miguel Figueroa.

La ciudad Capital ofrece, entre diversas propuestas, visitas al Estadio Único Madre de Ciudades, de una arquitectura imponente, con una capacidad para 29.000 espectadores y 22 palcos, donde también se encuentran un Museo Interactivo, un bar y un hall de acceso preferencial que da al Puente Carretero.

Entre los templos religiosos, se destacan la Iglesia San Francisco Solano, que data de 1890, con un estilo neogótico que resalta su altar de laminado en oro, con una celda capilla en el patio donde habitó san Francisco Solano en su paso por Santiago del Estero y un museo de arte sacro, mientras la Catedral Basílica es un monumento histórico nacional, nombrado como la primera diócesis de Argentina, que data de 1570.

El Parque del Encuentro, recientemente construido, exhibe cinco edificios simbólicos de las distintas religiones: una mezquita, una sinagoga, una capilla Sixtina, un templo budista y un templo protestante. Las visitas para contingentes pueden solicitar turnos al teléfono: (0385) 4242172.

El Centro Cultural del Bicentenario es otra parada obligada para visitar en familia, ya que es el Complejo Cultural más importante del norte argentino, con tres museos provinciales, y una gran variedad de piezas arqueológicas y paleontológicas, históricas, pinturas y esculturas de animales autóctonos. Ubicado frente a la plaza Libertad, está abierto de martes a sábado de 9 a 14 y de 17 a 22, los domingos de 17 a 22, y su teléfono de contacto (0385) 4223763.

En tanto, el Complejo Juan Felipe Ibarra está compuesto por dos torres independientes de 24 y 18 pisos vinculados por puentes peatonales, que cuenta con un mirador turístico a una altura de 105 metros y otorga la posibilidad de observar la ciudad de Santiago del Estero en los cuatro puntos cardinales.

El folclore, la historia y la tradición están impregnadas en cada rincón de la ciudad, especialmente en las comidas típicas como la empanada, el locro, la humita, el tamal y otras delicias para acompañar al mate como la tortilla, los chipacos y los rosquetes.

También hay artesanías, como los tejidos de colchas, mantas, mates, y los cestos de las alfareras.

Y si la atracción son las chacareras y el baile, sin dudar hay que visitar, sábados y domingos, los patios santiagueños como el del Indio Froilán, al norte de la ciudad, y Uplanita, hacia el sur. Patios de tierra, al aire libre, con música y abundante comida regional, en mesas y bancos de madera.

Santiago del Estero, un lugar que no tiene montañas ni mares, pero atrapa por su magia, su embrujo, su color, sus lugares y su gente; y que, como dice la chacarera, se abre al turista con la frase «entre a mi pago sin golpear».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.