martes, junio 28

Se reanuda el juicio al docente Lucas Puig y se espera que declare una de las menores

La cuarta audiencia del juicio oral al profesor de música Lucas Manuel Puig se desarrollará este martes 21 de junio en el fuero Penal de La Plata donde es juzgado por al menos dos hechos de “corrupción agravada de menores”, con una pena en expectativa que oscila entre 10 y 15 años de prisión. Está pautada la declaración de una exalumna del Jardín de Infantes del Colegio San Benjamín de Los Hornos donde se habrían cometido los abusos sexuales en el año 2010 que son materia de juzgamiento por el Tribunal Oral Criminal I de La Plata.

Se trata de una de las posibles víctimas. Al momento de los hechos tenía cuatro años de edad. Antes de su declaración la joven se entrevistará con especialistas en salud mental quienes determinarán si está en condiciones de afrontar el trámite. La audiencia será a puertas cerradas.

En la última audiencia desarrollada el jueves 16 de junio declaró la médica Iris Adriana Aguirre Celis quien fue la pediatra de otro menor que presentaba síntomas de abuso sexual. La profesional es la consuegra de la madre de la potencial víctima, situación que había sido confirmada por la madre de menor el día que declaró ante los jueces y las partes.

La profesional tiene una amplia trayectoria y capacitación dentro de su especialidad. Trabaja en el Hospital de Niños de La Plata desde el año 1988. En su declaración de este jueves fue clara al sostener que luego de escuchar la versión de la madre y entrevistar al nene (en ese entonces tenía tres años de edad) le recomendó que la criatura sea analizada por un psicólogo y que realice la denuncia formal para que se investigue el abuso sexual de que ella había detectado síntomas, pero en este caso su especialidad no le permitió dar un diagnóstico certero.

Aguirre Celis dio detalles precisos del relato de chico. Por razones de sensibilidad se omitirán los pormenores que fueron escuchados por los jueces. Desde el punto de vista profesional señaló que el chico tuvo cambios de hábitos y conducta. “El temor nocturno, las pesadillas, el retroceso de querer volver a dormir con los padres y el pedido de aseo corporal reiterado son síntomas a valorar que pueden dar cuenta de un abuso sexual”, explicó.

También señaló que “la versión de la madre es compatible con la conducta (que vio en la entrevista) de menor”.

Luego fue el turno de la médica policial Mónica Pilar Méndez, especialista en abusos sexuales que entrevistó a la nena y el nene. Señaló que el relato de ambos chicos fue “espontáneo” y con “lenguaje apropiado a la edad”. Este dictamen hace crujir la versión de la defensa que sostiene que los relatos de las posibles víctimas fueron implantados por adultos.

Según contó la nena en la entrevista los abusos ocurrían en el baño del Jardín. La revisión médica fue en el año 2010 cuando la nena cursaba salita rosa. Pero en la entrevista con la profesional aportó otro dato: “Me pasa ahora y también en la salita de 3 (años)”. Este dato abre la posibilidad que los abusos denunciados hayan comenzado en el año 2009.

La acusación está integrada por el fiscal Martín Chiorazzi junto a los abogados Flavio GliemmoMarcelo BotindariJulio Beley Martín Bolpe, en representación de los padres de los pequeños que asistían la institución de 57 y 140. Por su parte la defensa está a cargo de los abogados Daniel ApazAdrián Fernández Koenig y Gastón Nicocia. El juicio oral, en tanto, está controlado por el Tribunal Oral Criminal I de La Plata integrado por los jueces Hernán DecastelliCecilia Sanucci y Ramiro Fernández Lorenzo.

Se trata del segundo juicio oral del caso. El primero terminó con la absolución (por mayoría) del acusado, pero fue anulado por una Sala del Tribunal de Casación de la provincia de Buenos Aires que reenvió el expediente para que se realice un nuevo debate y se tengan en cuenta las pruebas que fueron descartadas en el primero de los litigios.

En ambos debates el acusado fue acompañado por cientos de docentes que se movilizaron en reclamo por su presunta inocencia, aunque las familias denunciantes (y en especial los menores de edad) hace 12 años que sostienen la misma versión que ya fue corroborada en el juicio, al menos, por dos médicas, una de ellas perito oficial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.