martes, agosto 9

«Tomamos la decisión de iniciar una revolución en términos de vivienda»

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, expresó que su gestión tomó la decisión de terminar las obras que habían sido paralizadas e «iniciar una verdadera revolución en términos de vivienda».

El mandatario provincial efectuó estas declaraciones al encabezar el acto de entrega de 40 viviendas en el barrio Lafuente del distrito de Benito Juárez, junto al ministro de Hábitat y Desarrollo Urbano, Agustín Simone; y el intendente local, Julio Marini.

Además, junto a la presidenta del Instituto Cultural bonaerense, Florencia Saintout, otorgaron cuadros y bibliotecas para las nuevas casas.

«Estamos adjudicando 40 viviendas y avanzando con la construcción de otras 35 casas para las familias del barrio, tras una etapa en la que las obras habían sido paralizadas», destacó Kicillof.

Remarcó que «tomamos la decisión de hacer justicia, terminar las obras e iniciar una verdadera revolución en términos de vivienda».

Kicillof detalló que «en muchos municipios de la provincia todavía se vive en condiciones muy desiguales y sin acceso a derechos básicos, lo que obliga a muchos bonaerenses a emigrar hacia los grandes centros urbanos».

«Estamos trabajando con todas y todos los intendentes para saldar estas deudas, llevando más salud, educación y viviendas».

Las viviendas fueron construidas a partir de una inversión de 62 millones de pesos y cuentan con dos dormitorios, cocina, comedor y baño.

Las obras comprendieron además la instalación de los servicios de agua, cloacas, gas y conexión a la red de energía eléctrica, según se informo a través de un comunicado.

El proyecto contempla una segunda etapa en la que se realizarán otras 35 soluciones habitacionales en el barrio.

Por su parte, Simone resaltó que «es un día muy importante que quedará grabado en la memoria de cada familia que recibe su vivienda en las mejores condiciones y que podrá contar con un espacio que estén orgullosos de habitar».

«En todos los municipios estamos haciendo casas y mejorando la situación habitacional de los vecinos, que es una política que sirve además para generar trabajo y promover la actividad económica», afirmó.

A su vez, con recursos del Fondo de Infraestructura Municipal se llevaron a cabo obras de cordón cuneta, pavimentación y espacios verdes para el barrio, con el objeto de mejorar la accesibilidad y el escurrimiento de las aguas pluviales.

El intendente Marini destacó que «estas viviendas estuvieron demoradas mucho tiempo durante la gestión anterior y hoy se están entregando porque hay un Gobierno provincial presente, que brinda respaldo y acompañamiento».

«Estoy feliz porque estamos entregando estas casas en las condiciones que se merecen nuestros vecinos y vecinas, con cloacas, gas y agua potable», remarcó.

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, expresó este jueves que su gestión tomó la decisión de terminar las obras que habían sido paralizadas e «iniciar una verdadera revolución en términos de vivienda».

El mandatario provincial efectuó estas declaraciones al encabezar el acto de entrega de 40 viviendas en el barrio Lafuente del distrito de Benito Juárez, junto al ministro de Hábitat y Desarrollo Urbano, Agustín Simone; y el intendente local, Julio Marini.

Además, junto a la presidenta del Instituto Cultural bonaerense, Florencia Saintout, otorgaron cuadros y bibliotecas para las nuevas casas.

«Estamos adjudicando 40 viviendas y avanzando con la construcción de otras 35 casas para las familias del barrio, tras una etapa en la que las obras habían sido paralizadas», destacó Kicillof.

Remarcó que «tomamos la decisión de hacer justicia, terminar las obras e iniciar una verdadera revolución en términos de vivienda».

Kicillof detalló que «en muchos municipios de la provincia todavía se vive en condiciones muy desiguales y sin acceso a derechos básicos, lo que obliga a muchos bonaerenses a emigrar hacia los grandes centros urbanos».

«Estamos trabajando con todas y todos los intendentes para saldar estas deudas, llevando más salud, educación y viviendas».

Las viviendas fueron construidas a partir de una inversión de 62 millones de pesos y cuentan con dos dormitorios, cocina, comedor y baño.

Las obras comprendieron además la instalación de los servicios de agua, cloacas, gas y conexión a la red de energía eléctrica, según se informo a través de un comunicado.

El proyecto contempla una segunda etapa en la que se realizarán otras 35 soluciones habitacionales en el barrio.

Por su parte, Simone resaltó que «es un día muy importante que quedará grabado en la memoria de cada familia que recibe su vivienda en las mejores condiciones y que podrá contar con un espacio que estén orgullosos de habitar».

«En todos los municipios estamos haciendo casas y mejorando la situación habitacional de los vecinos, que es una política que sirve además para generar trabajo y promover la actividad económica», afirmó.

A su vez, con recursos del Fondo de Infraestructura Municipal se llevaron a cabo obras de cordón cuneta, pavimentación y espacios verdes para el barrio, con el objeto de mejorar la accesibilidad y el escurrimiento de las aguas pluviales.

El intendente Marini destacó que «estas viviendas estuvieron demoradas mucho tiempo durante la gestión anterior y hoy se están entregando porque hay un Gobierno provincial presente, que brinda respaldo y acompañamiento».

«Estoy feliz porque estamos entregando estas casas en las condiciones que se merecen nuestros vecinos y vecinas, con cloacas, gas y agua potable», remarcó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.