Las heladas y la sequía recortarán la producción triguera en 8 millones de toneladas para la próxima campaña, lo que representará una caída interanual del 34,8%, estimó la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

La última estimación prevé una producción de 15 millones de toneladas, una “caída interanual del 34,8%, considerando los 23 millones de toneladas de trigo que produjo el país en el anterior ciclo”, de acuerdo con el informe de la BCR.

El crítico escenario para el trigo empeoró con la helada que se produjo el 9 de octubre en la región central, con un dato preocupante: en menos de dos semanas se confirmó que no serán cosechadas 400.000 hectáreas, guarismo que seguirá aumentando en las próximas semanas.

De hecho, las desfavorables condiciones climáticas de principios de este mes redujeron en 1,5 (9%) millones de toneladas respecto de lo que se esperaba un mes atrás para la campaña de trigo 2022-2023.

El informe confirma «un área perdida de casi 400.000 hectáreas y un rinde promedio de 27,2 quintales por hectáreas, casi ocho quintales menos que en 2022 y cuatro menos que la media productiva nacional».

En Córdoba el trigo pasa por un escenario de «desastre productivo», estimando una caída del 63% respecto del 2022, en tanto que la reducción para Santa Fe se calcula en 48% y 21% en el caso de la provincia de Buenos Aires.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *