Las vacas muertas en los campos de San Vicente empezaron a ser recurrentes y los productores locales aseguran que es la consecuencia más crítica de una sequía prolongada. La escasez de alimentos se agrava día a día y las previsiones de los expertos marcan que las lluvias llegarían recién para marzo del año que viene.

“La situación es muy seria, no hay pasto porque se quemó, los campos están completamente pelados. No hay agua en las lagunas ni en los arroyos, está totalmente seco todo”, afirmó en diálogo con ElDiarioSur el presidente de la Sociedad Rural de San Vicente, Horacio Deciancio. Y agregó que a la entidad llegaron muchos testimonios de productores de la zona que tuvieron pérdidas de decenas de animales por la situación.

“Esta es una de las peores sequías que hemos tenido. Según datos meteorológicos, desde principios del siglo XX que no se da algo así”, apuntó el ingeniero agrónomo de San Vicente Bernardo Althabe. Y agregó “y lo peor de todo, que nadie se esperaba, son las heladas tardías que venimos teniendo, con mucha amplitud térmica. Eso resulta muy perjudicial”.

Los registros meteorológicos marcan que en lo que va del año cayeron en el distrito de San Vicente 504 milímetros de precipitaciones, cuando el promedio histórico para esta altura del año es de 888 milímetros. Es decir que llovió un 40% menos de los esperado, y con el agravante del “arrastre” de los años anteriores, porque hace tres años consecutivos que se viene dando el fenómeno de “La Niña”, que implica menores precipitaciones.

En ese contexto, los productores locales tienen problemas por la escasez de alimentos y hasta de agua para darles a las vacas. “En San Vicente a esta altura se volvió imposible conseguir rollos de pasto. Te tenés que ir a 120 kilómetros de distancia para buscar. Los rollos aumentaron a 12 mil pesos cada uno y a eso se suma el costo de logística. Y el forraje también está aumentando”, subrayó Deciancio.

Y también señaló que “por la falta de lluvia no solo no crece pasto, sino que el agua de las napas ha bajado mucho, y hay campos en los que las perforaciones de los molinos han quedado cortas: chupan aire porque no hay agua”.

Ante las complicaciones generadas por la sequía, la Sociedad Rural de San Vicente pide que se declare en el distrito la emergencia agropecuaria, lo que eximiría a los productores locales de pagar los impuestos municipales y provinciales de forma transitoria mientras se mantenga la crisis. En caso de que se agrave el problema, la situación podría ser catalogada como “desastre”, lo que implicaría mayores compensaciones para los productores.

Esta semana, diferentes representantes del sector del campo mantuvieron una reunión con el secretario de Producción del Municipio, Roberto Vázquez, y con representantes del Ministerio de Desarrollo Agrario de la Provincia. Según trascendió, las autoridades ofrecieron a los productores financiamiento a través del Fondo Fiduciario Provincia en Marcha, con préstamos de $ 130.000 a $ 3.000.000. Esta herramienta no conformó a la Sociedad Rural, que siguió pidiendo por la declaración de la emergencia y también propuso que el Municipio asista a los productores con los traslados de alimentos desde otros distritos.

(Fuente: InfoGEI)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *