El último prófugo por el crimen de un bombero retirado de la Policía Federal Argentina (PFA) durante un asalto cometido en enero pasado para robarle la camioneta en la que llegaba a su casa con su esposa en la localidad bonaerense de González Catán, fue detenido este jueves 3 d enoviembre en Virrey del Pino. Se trata de un joven de 22 años apodado «Budi», quien fue capturado en la esquina de la colectora de la ruta 3 y Oliverio Russel, en el «Barrio Esperanza» de Virrey del Pino, en el sudoeste del Gran Buenos Aires.

Los agentes de la PFA habían establecido que el último prófugo del crimen de Félix Emanuel Costa (64) podía residir en un domicilio de ese barrio, por lo que montaron un operativo discreto en la zona hasta lograr su captura. El acusado había viajado a La Rioja meses atrás y que luego retornó al conurbano bonaerense, evitando frecuentar la localidad de González Catán, de donde es oriundo.

Los pesquisas determinaron que “Budi” era beneficiario del Plan Potencial Trabajo, motivo por el cual solicitaron los movimientos de su cuenta y a partir de ella llegaron a un número del teléfono celular al que realizaba recargas.

De esta manera, el impacto de las antenas ubicó al sospechoso en el “Barrio Esperanza” y se determinó que durante el mes pasado contrató el servicio de televisión por cable e internet para un domicilio de esa zona, porque lo que quedó cercado.

El joven quedó a disposición del fiscal Pablo Insúa, del Fuero de Responsabilidad Juvenil del Departamento Judicial de La Matanza, que lo indagará mañana.

«Budi» es el tercer detenido por el crimen del bombero retirado de la PFA Costa, ya que días después del hecho fue capturado un adolescente de 17 años, sindicado por los investigadores como el autor material del asesinato.

El menor fue identificado luego del análisis de tres huellas digitales que fueron levantadas de la camioneta Ford Ranger sustraída a Costa.

En tanto, en febrero fue detenido como presunto coautor del homicidio un joven de 18 años apodado «El Oreja», quien se ocultaba en la casa de un familiar de su pareja en la localidad de Isidro Casanova.

Voceros policiales informaron que en aquella oportunidad se montó un operativo de vigilancia en la zona y finalmente los agentes detuvieron al sospechoso en la calle Sarachaga al 6200, luego de perseguirlo unos 600 metros cuanto intentaba escapar.

El crimen ocurrió la noche del jueves 20 de enero pasado cuando Costa llegaba junto a su esposa a su vivienda de la calle Del Tejar al 3500, en González Catán, y fue interceptado por tres hombres armados.

Los delincuentes intentaron robarle su camioneta Ford Ranger blanca, por lo que el expolicía intentó resistirse con una pistola calibre 9 milímetros.

Los asaltantes, al ver que Costa intentaba tomar su arma, le dieron un balazo con un arma calibre .380.

Ante esta situación, vecinos subieron al hombre herido a un Fiat Mobi particular y lo trasladaron de urgencia hacia el Hospital Simplemente Evita, donde falleció como consecuencia de las heridas. El disparo que recibió Costa ingresó por el tórax y salió por el omóplato.

Finalmente, oficiales de la comisaría 1era. de González Catán encontraron la camioneta robada abandonada en Villa Dorrego.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *