Inglaterra 6-Irán 2

El seleccionado de fútbol de Inglaterra reafirmó este lunes su chapa de protagonista y venció claramente a su par de Irán por 6-2, en el encuentro que marcó la apertura del grupo B de la Copa del Mundo Qatar 2022.

En el estadio Internacional Khalifa de la ciudad de Doha, el conjunto británico diseñó una muestra de practicidad y contundencia para dar el primer paso hacia la clasificación a octavos de final.

El equipo dirigido por el DT Gareth Southgate no necesitó -inclusive- de las credenciales goleadoras de su máximo anotador, Harry Kane, quien no festejó ningún tanto pero se convirtió -pese a lo apuntado- en una de las figuras del partido.

Los goles de Inglaterra los marcaron Jude Bellingham, Bukayo Saka (2), Raheem Sterling, Marcus Rushford y Jack Grealish.

Los descuentos iraníes fueron concretados por el atacante del Porto de Portugal Mehdi Taremi, en ambas ocasiones (una de ellas, mediante un penal que sancionó el VAR).

El equipo inglés tuvo una disposición táctica de cuatro defensores con las ofensivas de sus laterales Trippier y Shaw, con dos volantes de contención y relevos Rice y Bellingham, por delante de los creativos Saka, Mount y Sterling, más allá de la movilidad del punta y goleador, Kane.

Los iraníes del DT Carlos Queiroz propusieron una defensa en bloque de cinco defensores que incluyeron tres centrales y dos laterales por las bandas, que se sumaban a otros tres volantes y en ofensiva un media punta y el atacante Taremi como solitaria referencia de área.

En los primeros minutos del partido, el conjunto del Reino Unido ya exhibía superioridad y estuvo cerca de anotar con un centro rápido de Kane que no pudo ser conectado por el defensor Maguire, más allá de que el arquero iraní, Alireza Beiranvand, mostró decisión para salir a cortar.

Lo cierto es que el guardavallas del Persépolis pagó caro precio por su arrojo, porque chocó con su compañero Majid Hosseini y recibió tan fuerte impacto en el rostro, por lo que se vio obligado a dejar el campo de juego, tiempo después, luego de que el partido estuviese interrumpido por más de 10 minutos.

Beiranvand fue sustituido por Seyed Hossein Hosseini y permitió una rareza en la historia de la Copa del Mundo: se trató del primer cambio de arquero por el protocolo de seguridad de FIFA ante contusión cerebral, por lo que Irán quedó autorizado a realizar un total de seis modificaciones, una más a las consideradas reglamentarias.

Cerca de la media hora de juego, una buena combinación de Sterling con Saka no pudo ser concretada por Mount y en la jugada siguiente, el zaguero Maguire metió un cabezazo frontal que rebotó en el travesaño.

Por esa vía del cabezazo llegó la apertura del marcador tras una habilitación de Sterling para el lateral Shaw, que tiró un centro desde la izquierda para que el volante Bellingham anote con un frentazo que superó al arquero iraní.

No llegó a reaccionar Irán qué -a los 42 minutos- tras un córner de la izquierda, Maguire bajó la pelota de cabeza y Saka, con un zurdazo en la zona del punto penal, anotó el segundo.

La ventaja se amplió antes de la finalización de la etapa con una escapada de Kane por derecha para la resolución de Sterling por el centro. 3-0 y asunto que parecía cerrado.

Y así fue nomás porque el segundo tiempo, más allá de los cambios introducidos por el portugués Queiroz (tres en el entretiempo, incluido el ingreso del atacante Golizadehun), no hubo variantes sustanciales en el desarrollo.

Inglaterra mantuvo el plan de juego, pero con menos presión e intensidad. Eso no le impidió estirar la ventaja a los 16 minutos, cuando Saka -ingresando por derecha- enganchó hacia adentro y metió un zurdazo para el 4-0.

A los pocos minutos descontó Irán en su primera llegada al arco rival, cuando Golizadehun habilitó al goleador Taremi, que definió muy bien cruzado desde el vértice derecho del área chica ante la distracción defensiva inglesa.

Pero los británicos se despertaron rápido para no dejar crecer al rival y en la primera pelota que tocó Rashford -también por derecha- puso el quinto tanto de su equipo para un triunfo que ya estaba resuelto.

El gol del Grealish le permitía a los ingleses repetir una victoria similar (6-1) que habían conseguido cuatro años atrás en Rusia 2018 ante Panamá, pero en el minuto final intervino el VAR por un agarrón en el área a un jugador iraní. Entonces, la sanción del árbitro Claus derivó en la correcta ejecución de Taremi, que puso la chapa final en 6-2

Este viernes, Inglaterra se verá las caras con los Estados Unidos, mientras que Irán se topará con Gales.

Países Bajos 2-Senegal 0

Países Bajos le ganó sobre el final a Senegal por 2 a 0 y comparte la punta del grupo A del Mundial de Qatar 2022 con Ecuador, de Gustavo Alfaro.

El equipo del experimentado Louis van Gaal encontró el triunfo en la parte final con los goles de Cody Gakpo, a los 39 minutos, y Davy Klaassen, en el noveno minuto de adición del partido disputado en el estadio Al Thumama.

La «Naranja» igualó lo hecho por Ecuador en el partido inaugural ante Qatar y en la próxima fecha se enfrentarán en un partido clave.

Senegal tuvo un flojo primer tiempo, extrañó a su máxima figura, Sadio Mané, uno de los grandes ausentes de la competencia por lesión, pero en la segunda parte tuvo algunas situaciones para romper el cero.

Sin embargo, su arquero Edouard Mendy, elegido en 2021 como el mejor arquero de la Premier League con Chelsea, cometió un grave error en la salida y Cody Gakpo marcó, de cabeza, el tanto que terminó siendo fundamental para la victoria de Países Bajos.

Ya con Senegal jugado en ataque, el equipo europeo amplió la ventaja con el tanto del ingresado Davy Klaassen en el noveno minuto de adición que dispuso el árbitro brasileño Wilton Sampaio.

La fórmula ganadora de Países Bajos fueron los jugadores de su liga local ya que Gakpo, de 23 años, juega en PSV y el arquero Andries Noppert, quien tuvo buenas intervenciones, lo hace en Heerenveen.

Frenkie de Jong, el talentoso volante de Barcelona, también fue importante ya que envió el centro para el primer gol y tuvo una buena actuación en la primera parte pese a una clara situación de gol fallada.

El partido fue parejo y se encaminaba al empate sin goles para alegría de Alfaro -que seguía el partido desde la concentración de Ecuador- pero el error de Mendy fue determinante.

Del otro lado, Noppert, en su debut absoluto en el seleccionado neerlandés, tapó tres remates importantes y le dio la razón a Van Gaal y a su ayudante, el exfutbolista Edgar Davids, que le confiaron la titularidad por su buen rendimiento en los entrenamientos previos al inicio del Mundial.

Primero le sacó un remate a Dia y luego atajó otro más complicado de Idrissa Gueye, el excompañero de Lionel Messi en PSG que en mayo de este año generó polémica por haberse opuesto a vestir la camiseta del equipo francés con los colores de la bandera LGTBI+.

Justamente en la jornada en la que el capitán neerlandés, Virgil van Dijk, renunció a utilizar el brazalete de capitán con la leyenda «One Love» y los colores del arcoíris por la amenaza de la FIFA a recibir una tarjeta amarilla.

Países Bajos consiguió un trabajado triunfo que lo deja en lo más alto del grupo A junto a Ecuador, al que enfrentará el próximo viernes en el estadio Internacional Khalifa.

Senegal está obligado a ganarle al anfitrión, Qatar, para llegar con chances de pelear por la clasificación en la última fecha contra el equipo de Alfaro.

EEUU 1-Gales 1

Estados Unidos y Gales protagonizaron un emotivo y cambiante partido, al cabo del cual igualaron merecidamente 1 a 1 en el debut de ambos equipos en el Grupo B del Mundial de Qatar 2022.

El encuentro se llevó a cabo en estadio Áhmad bin Ali, en la ciudad de Rayán, y fue controlado por el árbitro qatarí Abdulrahman Al Jassim.

Timothy Weah adelantó a los Estados Unidos en la primera etapa, tras una buena jugada colectiva; al tiempo que Gareth Bale logró el empate para Gales, de tiro penal, en la parte final.

Estados Unidos y Gales, alentados por dos efusivas parcialidades, especialmente por la colorida hinchada del seleccionado británico, ofrecieron un encuentro entretenido con gran ritmo y buenas intenciones.

Los norteamericanos se adueñaron del dominio, gracias a un gran despliegue físico y alta presión en el campo de Gales. Pero ese ímpetu ofensivo se pasó de revoluciones en el comienzo y a los 12 minutos ya tenía dos jugadores amonestados por fuertes faltas cometidas por Sergiño Dest y Weston McKennie.

Gales por entonces no encontraba soluciones, sólo atinaba a defenderse y tenía a sus dos armas desequilibrantes: Gareth Bale y Aaron Rampey, desconectados y sin que le llegue el balón para generar fútbol.

Estados Unidos, de a poco, se fue tranquilizando y a su buen juego le añadió más profundidad, por lo que el dominio fue casi absoluto, comandado por el talentoso Christian Pulisic.

Precisamente, Pulisic filtró un balón entre los centrales de Gales y habilitó a Timothy Weah, quien le ganó la espalda a Neco Williams y entrando en diagonal definió con un tiro bajo ante la salida de Wayne Hennessey, que no pudo impedir la apertura del marcador cuando transcurrían 35 minutos.

El gran despliegue de la etapa inicial lo sintió Estados Unidos en la parte final, por lo que perdió ritmo y Gales lo aprovechó para ir en búsqueda del empate. El ingreso de Kieffer Moore por Daniel James le dio más control del juego y los británicos comenzaron a presionar contra el arco del seguro Matt Turner.

De tanto ir, a los 36 minutos, Gareth Bale, quien pese a no estar en su mejor forma física, mostró toda su jerarquía e «inventó» un falta en el área grande de parte de Tim Ream, quien se lo llevó torpemente puesto, para lograr que se sancionara correctamente la pena máxima.

El disparo lo ejecutó el mismo Gareth Bale, quien con un certero remate a media altura al palo izquierdo y lejos de la estirada de Matt Turner, señaló el merecido empate.

De este modo, Gales volvió a marcar un gol en un Mundial después de 64 años, ya que no participaba en la máxima cita del fútbol desde Suecia 1858, su única participación en el certamen ecuménico.

Estados Unidos, por su parte, se quedó sin respuestas en el segundo tiempo y debutó con un empate en el Mundial, en el que no participó en Rusia 2018.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *