El ministro de Justicia y Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires, Julio Alak, recordó que en octubre de 2019 el Tribunal de Casación Penal bonaerense informó que las cárceles de la provincia estaban en una situación “catastrófica y al borde de una tragedia”, al salir al cruce de las declaraciones formuladas por la exgobernadora del distrito, María Eugenia Vidal, quien criticó la política penitenciaria.

“Es verdad que el Tribunal de Casación Penal de la provincia, el 10 de octubre del 2019, sostuvo en un profundo estudio que, por la inmensa sobrepoblación y falta de ampliación del sistema, las cárceles de la provincia estaban en una situación ‘catastrófica al borde de una tragedia’», señaló Alak en un mensaje publicado en su cuenta oficial de la red social Twitter.

En ese sentido, el funcionario agregó que por «la falta de provisión de medicamentos y alimentos» había en las instituciones carcelarias «una situación de crisis humanitaria» que «violaba el artículo 18 de la Constitución nacional y el artículo 30 de la Constitución provincial”.

Este viernes 25 de noviembre el gobernador Axel Kicillof anunció el inicio de la construcción de 5.500 nuevas plazas penitenciarias, con lo que se llegará a las 12.000, y manifestó que tiene el objetivo de «bajar la reincidencia» una vez que los internos recuperan la libertad.

Ante estos anuncios, Vidal indicó en redes sociales que durante su mandato como gobernadora recibió “una provincia donde hacía 18 años no se construía una unidad penitenciaria y 7.000 presos no tenían colchones”.

La actual diputada nacional por la Ciudad de Buenos Aires argumentó que si durante su gobierno aumentó la población carcelaria fue porque hubo «una política de seguridad que actuaba contra el delito».

Por su parte, la ministra Gobierno de la provincia de Buenos Aires, Cristina Álvarez Rodríguez, fue la primera en responder los dichos de Vidal, y sostuvo la exgobernadora y ahora legisladora por CABA se olvidó que su gestión penitenciaria fue calificada por el Tribunal de Casación Penal como una crisis humanitaria y catastrófica. «Háganse cargo de que su gobierno fue un fracaso y dejen de mentirle a la gente”, remarcó la funcionaria.

En este sentido, Alak citó el informe de octubre de 2019 y agregó que por eso Kicillof “impulsó el Plan de Infraestructura Penitenciaria más grande de la historia de la Provincia, con la construcción de 22 unidades y alcaldías y 15 hospitales penitenciarios”.

“La única verdad es la realidad”, dijo Alak y completó: “Es falso que el gobierno pueda detener o liberar personas. Es una facultad constitucional exclusiva y excluyente del Poder Judicial: Arts 10 y 168 de la Constitución Provincial, Artículos 18 y 108 de la Constitución Nacional”.

Durante el anuncio de obras, Kicillof había manifestado que estaba “podrido con eso de que soltamos presos”. “Cansan con esas mentiras, cuando nosotros no tenemos esa potestad. Pero si tenemos la obligación de darles alojamiento», subrayó el mandatario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *