Un show de la banda Ciro y los Persas encendió el doingo la denominada «Fiesta Argentina en Qatar» para que más de 3 mil compatriotas cantaran y bailaran al compás del rocanrol en el Anfiteatro Katara de la ciudad de Doha.

En poco más de una hora de recital, el vocalista Andrés Ciro Martínez, referente ineludible de Los Piojos y capitán de una formación sucesora que lleva ya más de 13 años en la ruta, hizo gala de su auténtica condición de ‘frontman’ para arengar y agitar a un público ávido de escuchar «música en su idioma».

El lugar elegido para el evento, que contó con la emisión en vivo de la TV Pública durante un buen tramo del repertorio, se inscribe dentro de la llamada Katara Village, un pueblo ubicado entre West Bay y la Perla de Doha.

Se trata de instalaciones centradas en el arte que incluyen diversas galerías, cines, un anfiteatro (en donde se efectuó el concierto al aire libre) y otras locaciones donde se efectúan, por ejemplo, el Festival cinematográfico Tribeca de Doha o el Festival de cine juvenil Ajyal del Doha Film Institute.

De a poco, el lugar se fue nutriendo de argentinos que vivieron la previa como si se tratara de un partido de Selección o bien, de un típico recital de rock. Muchas banderas celestes y blancas, mucha camiseta del equipo de Lionel Scaloni, ya sea la tradicional con los listones verticales o -inclusive- las suplentes en sus distintas tonalidades de azul.

Precisamente, una de color azul oscuro con el número 27 fue la que eligió el intérprete Ciro Martínez (54 años) para calzarse en su cuerpo y arrancar la esperada fiesta. El tema elegido para el comienzo resultó ‘Antes y después’, de Ciro y Los Persas y publicada en el álbum ‘Espejos’ (2010).

El show continuó con un viaje al pasado y sonaron los acordes de ‘Desde lejos no se ve’, uno de los hits ‘piojosos’ incluido en ‘Azul’ (1998), cuarto disco de la banda de El Palomar.

Enseguida, Martínez, fanático del fútbol argentino, hincha de Boca Juniors y asiduo concurrente a los Mundiales desde Francia 1998, arremetió con ‘Banda de Garage’ (Ciro y los Persas, 2010) y ‘Canción de cuna’ (Los Piojos, ‘Máquina de sangre’, 2003) para poner en clima a aficionados argentinos que habían olvidado la recomendada pulcritud de Doha colapsando los accesos al Anfiteatro, a partir de que los lugares previstos para asientos ya asomaban casi completos.

El recital continuó con ‘Vas a bailar’ (Ciro y Los Persas, ‘Espejos’, 2010), ‘Verano del ’92’ (Los Piojos, 3er. Arco, 1996) y ‘Ciudad animal’ (Ciro y Los Persas, 27, 2012).

Los concurrentes al show debieron abonar un monto cercano a los 35 euros y una parte de lo recaudado fue a parar a las arcas de la organización humanitaria ‘Open Arms’, cuya misión «principal es proteger la vida de los más vulnerables en situaciòn de emergencia en mar y tierra».

El auditorio pareció regresar a aquellas trasnoches de sofocante calor de principios de los ’90 en el desaparecido teatro ‘Arpegios’ de San Telmo, cuando sonaron los primeros acordes de ese himno llamado ‘Tan Solo’, incluido en un segundo y trepidante CD como ‘Ay, ay, ay’ (1994), cuando Los Piojos conformaban un bloque solidario e indestructible con una formación que salía de memoria: Andrés Ciro Martínez, Daniel ‘Piti’ Fernández, Gustavo Kupinski, Miguel ‘Micky’ Rodríguez y Daniel Buira.

«Menos mal que ganamos ayer. Se imaginan lo difícil que hubiese sido para nosotros cantar hoy. Hubiésemos arrancado con la marcha fúnebre», dijo Andrés y -mágicamente- la concurrencia regresó a Qatar 2022.

«Los argentinos todos queríamos que el equipo ganara ayer. Partido difícil en el primer tiempo, pero por suerte lo pudimos destrabar después», describió Martínez, quien también concurrió como espectador a la Copa del Mundo Alemania 2006, en donde supo desempeñarse como columnista en la programación de FM Rock & Pop, comentando los encuentros del seleccionado argentino que dirigía José Pekerman.

Los vaivenes de remontarse al pasado trajeron uno de los momentos emotivos de la jornada, cuando el vocalista habló de «ídolos de hace 40 años» y entonó ‘Héroes de Malvinas’ (Ciro y Los Persas, 27, 2012) para homenajear a los soldados caídos en aquel absurdo enfrentamiento bélico, allá por 1982.

Pero -sin embargo- el epicentro nostálgico del show se dio cuando Andrés solicitó «un aplauso para los campeones del ’86 que están presentes» y así Héctor Enrique, Sergio Batista, Carlos Tapia y Ricardo Giusti, entre otros, saludaron a la asistencia.

Otros exjugadores del seleccionado argentino presentes en el show fueron Javier Zanetti (amigo personal del cantante desde hace más de 20 años), Jonás Gutiérrez y Fernando ‘Bocha’ Batista. También estuvieron el tenista Diego Schwartzman; el empresario y propietario mayoritario del Elche de España, Christian Bragarnik, además del Embajador argentino en Qatar, Guillermo Nicolás.

«‘Dicen que escapó de un sueño en casi su mejor gambeta/que ni los sueños respeta tan lleno va de coraje/sin demasiado ropaje y sin ninguna careta…'» resultó la introducción perfecta entonada por Martínez para que las pantallas gigantes de TV proyectaran las imágenes deseadas.

El furioso arranque de ‘Maradó’ (Los Piojos, 3er. Arco, 1996) sirvió de anclaje ideal para que la concurrencia quedara hipnotizada -una vez más y aun cuando ya haya visto las imágenes en cientos de ocasiones- con las delicias que Diego Armando Maradona ejecutaba con el balón rendido a sus pies. Con cualquier camiseta, la de Argentinos Juniors, Boca Juniors, Barcelona, Nápoli, Sevilla, Newell’s y -fundamentalmente- con la de la selección argentina.

«Las cosas que vi a Diego hacer dentro de una cancha de fútbol no se las vi a nadie hacer, ni siquiera a Lio (por Lionel Messi). No habrá nunca uno igual», confió Andrés, en una charla que mantuvo oportunamente con Télam.

«‘Cuando se caigan a pedazos las paredes de esta gran ciudad/cuando no queden en el aire más cenizas de lo que será/qué será?'», se preguntó Ciro y la asistencia respondió automáticamente vivando a Diego, ovacionando a Lionel Messi e ilusionándose por una tercera Copa del Mundo en este Qatar 2022.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *