La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner dirá este martes sus “palabras finales” en el juicio por el supuesto direccionamiento de la obra pública vial entre 2003 y 2015, informaron fuentes allegadas a la exjefa de Estado.

La propia exmandataria lo dejó entrever a través de una publicación que subió a su cuenta personal de Twitter donde puso la frase “Mañana a las 9:30hs. en el juicio de Vialidad: ‘últimas palabras’. Así le dicen…”, acompañado del link en el que se podrá ver la audiencia.

Será la tercera vez que la Vicepresidenta hable en este juicio: la primera fue en su indagatoria en diciembre de 2019 y la segunda el mes pasado, cuando intervino en el alegato de su defensa, oportunidad en la que se valió de su condición de abogada.

La de esta jornada será la segunda jornada dedicada a las palabras finales de los imputados dispuesta por el Tribunal Oral Federal (TOF) 2 en el cronograma previo a dar a conocer su veredicto, cuya fecha debería anunciarse durante la jornada.

En este juicio la Fiscalía pidió 12 años de cárcel y la inhabilitación perpetua para el ejercicio de cargos públicos para la dos veces Presidenta de la Nación, al acusarla de supuesta asociación ilícita y administración fraudulenta.

La Vicepresidenta se conectará a la audiencia de manera remota a través de la plataforma Zoom y, en ese momento, se le preguntará si desea exponer sus últimas apreciaciones ante los jueces Jorge Gorini, Rodrigo Giménez Uriburu y Andrés Basso.

La primera vez que Fernández de Kirchner habló en el juicio fue en la indagatoria que se le tomó el 2 de diciembre de 2019, cuando el debate aún era presencial, de manera previa a la pandemia de Covid-19.

“Este juicio forma parte también del lawfare, esto fue un plan ideado por el Gobierno saliente”, sostuvo en relación a la administración de Mauricio Macri, y luego aseguró: “Así llegó este Gobierno saliente al gobierno, con el auxilio invalorable del aparato judicial”.

El juicio “está montado sobre la hipótesis de que Néstor Kirchner fue presidente para armar una asociación ilícita con un empresario de la construcción que era su amigo de Río Gallegos, para venir a saquear las arcas del Estado”, dijo entonces -en alusión a Lázaro Báez-, y al calificar como “una vergüenza” a la acusación.

En la segunda ocasión, el 23 de septiembre último, la Vicepresidenta y titular del Senado habló al TOF2 de manera virtual desde su despacho en la sede parlamentaria, como parte del alegato final de su defensa, en el que intervino como abogada en causa propia.

Fernández de Kirchner dijo que los fiscales Diego Luciani y Sergio Mola cometieron “un claro caso de prevaricato”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *