Veinte mil huevos serán utilizados en la fiesta de la Omelette Gigante de la localidad bonaerense de Pigüé, el próximo domingo, donde se entregarán alrededor de 7.000 porciones de manera gratuita a los concurrentes, en el marco de la vigésimo tercera edición de esta celebración «única» en Sudamérica.

El evento, que se desarrollará desde las 10 en el Parque Municipal Fortunato Chiappara, de Pigüé, se realiza una vez al año en la ciudad bonaerense ubicada a 580 kilómetros de la Capital Federal y coincide con su 138° aniversario.

La Omelette Gigante Gratuita de Pigüé es una comida que inicia su tradición en Francia, pasando luego a otras ciudades de ese origen, ubicadas en Bélgica, Canadá, Estados Unidos, las Islas de Nueva Caledonia (en Oceanía) y finalmente a nuestro país, indicaron los organizadores del evento.

Durante la fiesta, organizada por la Cofradía Mundial de los Caballeros de la Omelette Gigante, se entregarán alrededor de 7.000 porciones de omelette de manera gratuita, que serán preparadas en una sartén de 4,30 metros de diámetro.

Para la preparación también se utilizarán 50 litros de aceite, 50 kilos de jamón cocido, junto con cinco kilos de ciboulette, cinco kilos de verdeo y cinco de perejil.

Asimismo, el evento comenzará con el reparto de 3.000 medialunas acompañadas de una chocolatada.

Una de las integrantes de la Cofradía, Florencia Bros, contó que los miembros de la organización tienen distintos grados de estatuto, ya sea de gran maestro, de caballero, de cofrade o de ayudante y que participan personas de todas las edades.

«Los ayudantes son los más jovencitos, hasta 15 años, los cofrades somos todos, y la diferencia entre los cofrades y los caballeros son nuestros propios pares, que nos reconocen con la figura del caballero por el trabajo que venimos haciendo».

Este grupo nació en 1999, a partir de «un grupo de locos que recibieron a otros locos, que venían de afuera con esta idea, pusieron manos a la obra y consiguieron quien hiciera y donara la sartén, y desde hace 24 años consiguen todos los años quien done los insumos», relató Bros.

A pesar de que este año se utilizarán 20.000 huevos para su preparación, el tiempo de rotura y batido no supera los 45 minutos, ya que se cuenta con un equipo de 5 grandes maestros, 30 caballeros, 30 cofrades y 10 ayudantes.

«Nosotros estamos poniendo este año cinco mil huevos más que el año pasado, habíamos bajado un poco la cantidad porque no sabíamos después de la pandemia con qué nos íbamos a encontrar y la idea es nunca desperdiciar comida», explicó Bros.

Tras la cocción, se invitará a los aproximadamente 7.000 concurrentes a que se acerquen a la sartén, para que se les sirva a todos en aproximadamente 40 minutos, incluyendo la entrega de platos y tenedores desechables.

La elaboración estará acompañada de una rodaja de pan casero de 3,30 metros y 30 kilos que se preparan para ese espectáculo.

Además, como ocurre desde hace algunos años, habrá una preparación especial para celíacos en otra sartén, con la rotura de 1.000 huevos y un pan especial que acompaña cada porción.

La idea original de la omelette en Francia se debe a que los habitantes «estaban en una zona medianamente rural, y lo que hay disponible para compartir en el campo es esto, huevos. Así que de ahí el porqué de la omelette y no un plato mucho más sofisticado», señaló.

En tanto, de acuerdo con uno de los principios de la Cofradía Mundial, todo es absolutamente gratuito para el público, al obtener los recursos a través del auspicio de empresas locales, regionales y nacionales.

Esta fiesta, «única en América Latina», se realiza una vez al año en la ciudad bonaerense ya que allí se encuentra la colonia francesa más grande del país, fundada en 1844 por «40 familias del sur de Francia, de Aveyron», precisó Bros.

También indicó que en localidad se pueden encontrar «muchos espacios verdes, tenemos el Parque Municipal que son 36 hectáreas de parque fantásticas», por lo que cuenta con «un marco súper interesante para la fiesta».

Finalmente, consultada por las expectativas de la celebración, Bros manifestó que se espera que «no quede nada de omelette y que podamos compartir».

«Es una fiesta familiar, entendemos que este fin de semana va a estar muy lindo, y esperamos que nos acompañen», concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *