La muerte del albañil Luciano Guayuán quien cayó desde un quinto piso de un edificio en construcción en calle 48 entre 11 y 12 en pleno centro de La Plata reavivó la interna gremial. El sector de la Agrupación Blanca y Azul opositora al exsindicalista Juan Pablo “Pata” Medina, acusó a la empresa y a la intervención gremial de no hacer nada para que s e cumplan con las medidas de seguridad e higiene laboral en los obradores. Por su parte desde el medinismo emitieron un comunicado con duras acusaciones a sus rivales.

“Nuestra seccional nuevamente está de luto, consecuencia de la inacción de las intervenciones de turnos, quienes metieron barrabravas y narcotraficantes en el gremio, como así también entregaron las condiciones dignas de trabajo conquistadas a lo largo del tiempo de nuestra conducción sindical. Por mencionar algunas, sacar a los Técnicos de Seguridad e Higiene de nuestro Convenio Regional, quedando de esta manera los trabajadores en total vulnerabilidad, expuestos a cualquier tipo de accidente”, señala el comunicado de Frente de Agrupaciones Unidas que responde al medinismo.

La acusación de “barrabravas” y “narcotraficantes” es un tiro por elevación a la Agrupación Blanca y Azul que encabeza el exlíder de la hinchada de Estudiantes de La Plata Iván Tobar. Desde ese sector rechazaron la acusaciones y recordaron que “hace una semana metieron preso a Kevin Parrado, nieto del Pata Medina, le encontraron un arma de guerra y droga fraccionada para la venta en su casa, cuando habla de narcos se debe referir al nieto”, explicaron voceros de ese espacio.

“En todo momento estuvimos acompañando a la familia de trabajador y lo seguiremos haciendo, a la empresa que tiene a cargo la construcción de edificio la denunciamos hace un año ante el ministerio de Trabajo por tener personal en negro y no dotarlos de las medidas de seguridad adecuadas”, recordaron desde la Agrupación Blanca y Azul. “Nadie de la empresa se acercó a ver a la familia”, expresaron. En efecto, en julio de 2021 marcharon a dos obradores que posee la empresa Torrico Hermanos para denunciar condiciones de precarización laboral.

“El empresario Martín Torrico nunca nos quiso recibir, él decía que tenía diálogo con el interventor Oscar Rizzo y se negó todo el tiempo a que pasemos a la obra para hablar con los trabajadores”, detalló otro de los referentes gremiales de la Agrupación Blanca y Azul, quien confirmó que “los compañeros están en malas condiciones de seguridad, no les dan la comida, no les proveen ropa, esto es responsabilidad del empresario o de interventor Rizzo, uno de los dos se va a tener que hacer cargo”.

El gremio UOCRA La Plata se encuentra intervenido desde fines de septiembre del año 2017 cuando Medina y su familia fueron detenidos y procesados por “asociación ilícita, extorsión y lavado de dinero”. Desde entonces pasaron tres interventores y ninguno logró normalizar la seccional. El último es el polémico Oscar Rizzo, quien se muestra aliado al medinismo. Hay documentos oficiales con su firma en los que obliga a empresas constructoras de la región a emplear obreros identificados con el exsindicalista Medina, quien tiene prohibido judicialmente realizar actividades gremiales.

EL FATAL ACCIDENTE

Luego de permanecer internado, en estado de coma, con múltiples fracturas y lesiones, este domingo murió el albañil que cayó de un quinto piso mientras trabajaba en una obra en construcción en el centro de La Plata. Luciano Guayuán de 36 años, falleció en el Hospital Rossi. Allí se encontraba luchando por su vida luego del gravísimo accidente laboral que le ocurrió el pasado jueves, en el edificio ubicado en calle 48 entre 11 y 12.

Luciano cayó mientras trabajaba junto a otro compañero. Quedó tendido sobre la vereda, con múltiples fracturas y lesiones de diferente índole. La sobrina de la víctima, Belén Rojas, había contado a través de las redes sociales que su tío se encontraba en coma y tenía «rotos los brazos, cadera y columna, una contusión cerebral y algunas costillas rotas le perforaron el pulmón».

Finalmente este domingo, profesionales del Hospital Rossi confirmaron la lamentable noticia. Antes del fatal desenlace, su pareja Wilma Caballero publicó un conmovedor posteo en el que dice que esta es «la prueba más difícil que le ha tocado vivir».

Según relató un testigo «eran dos hombres los que estaban sobre los balancines y con el arnés puesto» cuando «se derrumbó la estructura», por lo que «uno quedó colgado y el otro terminó cayendo».

Por este hecho se abrió una causa penal que tramita en el área de la fiscalía de Delitos Culposos, a cargo de fiscal Carlos Vercellone.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *