El púgil argentino Sergio «Maravilla» Martínez, otrora campeón mundial superwelter y mediano, todavía se ilusiona con la posibilidad de volver a pelear por un título ecuménico, tras la victoria que obtuvo en la madrugada del lunes en la ciudad de Orlando, Estados Unidos.

El boxeador quilmeño, de 47 años, concretó durante las primeras horas de la jornada un rotundo éxito sobre su par estadounidense Noah Kidd, al que derrotó por nocaut técnico en el segundo capítulo, luego de aplicarle un zurdazo cruzado en el centro del cuadrilátero.

El combate se desarrolló en el Caribe Royale Hotel y comprendió un eslabón del festival denominado ‘KO a las drogas’ que, a su vez, estuvo incluido dentro de la Convención Anual de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

Martínez, quien estuvo alejado de la actividad durante seis temporadas, sumó su quinto triunfo consecutivo desde que retornó en 2020.

Así, el boxeador bonaerense se impuso sucesivamente al español José Miguel Fandiño, al finlandés Jussi Koivula y a los ingleses Brian Rose y Macaulay MacGowan, a quien derrotó en enero pasado en el Wizink Center de Madrid, capital española.

El antes campeón del mundo superwelter del Consejo (CMB) y mediano CMB y Organización Mundial (OMB) elevó su palmarés a 57 triunfos (31 por la vía rápida), 3 derrotas y 2 empates.

Por su lado, Kidd, de 27 años, quedó con un discreto registro que nuclea 6 victorias (5 por Ko.), 7 caídas y 2 igualdades.

Otros tres boxeadores argentinos resultaron protagonistas de la velada. Y uno de ellos se consagró campeón continental AMB, el bonaerense Francisco Verón.

El púgil oriundo de José León Suárez, de 24 años y representante del boxeo argentino en los Juegos Olímpicos Tokio 2020, derrotó por nocaut técnico en el quinto asalto al español Leonardo Di Stéfano Ruiz, para incrementar su récord a 11 triunfos (9 por la vía rápida) en igual cantidad de presentaciones.

Por su lado, el bonaerense Emiliano García perdió por KOT frente al cubano Idalberto Umara en un pleito en el que estaba en juego el título Fedecaribe de los ligeros, mientras que el riojano Guillermo Crocco no pudo con el también nacido en Cuba, Orestes Velázquez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *