La Corte Suprema de Justicia dejó firme la condena a 13 años de cárcel impuesta a Milagro Sala en la causa «Pibes Villeros», en la que se la acusó de «asociación ilícita» y «defraudación al Estado», un fallo que la dirigente social jujeña rechazó por haber sido emitido por un tribunal que responde «a la derecha».

«Lamentablemente, la Corte Suprema responde a la derecha, responde a la embajada de Estados Unidos», dijo Sala en diálogo con Télam poco después de conocerse el fallo.

La Corte denegó el recurso extraordinario presentado por la defensa de la dirigente social jujeña y dejó así firme la condena del tribunal oral que la juzgó.

«El recurso extraordinario, cuya denegación motivó la presente queja, resulta inadmisible», dice la resolución del máximo tribunal

Sobre la decisión de los cuatro ministros de la Corte, Sala recalcó que está «tranquila» porque a partir de la organización popular se trabajó «mucho», se hizo «mucho»: «Más de ocho mil compañeros con vivienda dejamos», repasó a modo de balance.

«Macri tiene más de 180 causas y tiene lo que hizo desaparecer, la plata del Fondo Monetario Internacional. No está preso porque es un gran empresario que responde a la derecha», manifestó la líder jujeña, quien luego remarcó: «En cambio, a la ‘Negra’ Milagro, que construyó, que laburó, que se rompió trabajando, sí la condenan».

En el texto de la resolución, los magistrados apoyaron su decisión en que se trata de un litigio del ámbito de la justicia jujeña no susceptible de revisión «por la vía del recurso extraordinario».

«Es un criterio sostenido por esta Corte que la autonomía que la Constitución Nacional reconoce a las provincias requiere que se reserven a sus jueces las causas que en lo sustancial del litigio versen sobre aspectos propios de esa jurisdicción, en virtud del respeto debido a sus facultades de darse sus propias instituciones y regirse por ellas», señala la resolución.

Además, advierte que «en consonancia con esa premisa fundamental es que se ha resuelto, reiteradamente, que los pronunciamientos por los cuales los más altos tribunales provinciales deciden acerca de los recursos locales que son llevados a su conocimiento no son susceptibles de revisión por la vía del recurso extraordinario».

Los jueces plantearon como excepción a esa premisa «que se demuestre una lesión a un derecho de raigambre federal o que la sentencia, por sus graves defectos de fundamentación o razonamiento, no constituya una derivación razonada del derecho vigente, aplicado a las circunstancias de la causa».

El fallo está firmado por Horacio Rosatti, Ricardo Lorenzetti, Carlos Rosenkrantz y Juan Carlos Maqueda.

Sala, desde su domicilio en el barrio de Cuyaya de la capital jujeña, donde se encuentra detenida por motivos de salud, llamó a «tomar consciencia» de lo que consideró una ofensiva contra las mayorías populares.

«Me hago eco de lo que dijo Cristina Kirchner: que no solo venían por nosotros, sino que vienen por el pueblo».

«No nos olvidemos de los cuatro años de Macri y de los muchos derechos que nos quitaron», advirtió Sala.

La dirigente social apuntó también contra el abogado del gobernador Gerardo Morales, Ricardo Gil Lavedra, quien «continuamente estaba machacando para que la Corte dictamine esta sentencia».

La Corte Suprema tenía pendiente desde marzo de 2020 la apelación de la fundadora de la Túpac Amaru a esta condena, dictada por la Justicia jujeña, a 13 años de prisión por presunta defraudación de fondos públicos.

Se trata de la causa conocida como «Pibes villeros», en la que la dirigente social fue acusada de encabezar una asociación ilícita con funcionarios provinciales y cooperativistas con los supuestos fines de defraudar al Estado.

Sala fue condenada a 13 años en primera instancia y la decisión fue confirmada luego por el Superior Tribunal de Justicia de la Provincia de Jujuy y por la Cámara de Casación Penal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *