La línea telefónica 144, para situaciones de violencia por razones de género en la provincia de Buenos Aires, recibió hasta noviembre último 50.000 llamados; en tanto se atendieron unas 2.000 situaciones de alto riesgo, informó el Ministerio de Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual bonaerense.

«Ampliamos las políticas de prevención y eso se ve en los números: en los primeros nueve meses del año hubo 800 causas presentadas por violencia de género, hasta noviembre 50.000 llamados a la línea 144 y en casos críticos se atendieron cerca de 2.000 situaciones de alto riesgo», informó la subsecretaria de Políticas contra las Violencias por Razones de Género, Flavia Delmas.

La funcionaria remarcó que «esto se debe a un trabajo articulado para llegar de la mejor manera al territorio y poder así generar las salidas de las violencias».

Delmas brindó estos números durante el cierre anual del Consejo de Articulación de Políticas de Género y Diversidad Sexual con los municipios, que encabezó la ministra de las Mujeres bonaerense, Estela Díaz.

La ministra destacó que «son importantes estos encuentros para poder abordar los temas que ya se vienen trabajando, la tarea articulada entre Nación, Provincia y municipios, el impacto de las políticas en el territorio y los objetivos para el próximo año. Estamos construyendo un Estado más presente para mejorar la calidad de vida de las y los bonaerenses».

«En este último tiempo se han jerarquizado y se han creado nuevas áreas de género en los municipios, y esto hace al modelo de gestión pública que nos planteamos al llegar al primer rango del Estado: un Estado presente», subrayó.

El Consejo, organizado por la subsecretaria de Políticas Transversales de Género, a cargo de Lidia Fernández, tiene como objetivo transversalizar el enfoque de género a nivel local, para que llegue a los municipios y a los territorios en la construcción de cercanía y generar los acuerdos para el desarrollo de políticas públicas en toda la Provincia.

A lo largo del año se realizaron doce encuentros regionales en los que se tomaron como eje las distintas políticas llevadas a cabo por el Ministerio: Ley Micaela, Ley de Cupo Laboral Travesti-Trans, la Ley Brisa, el programa PIBA, Oficios sin Prejuicios, Sello Construir Igualdad, Mi Pueblo, los ateneos de Casos Críticos en los distintos municipios, Masculinidades para la Igualdad, entre otras.

También participaron funcionarias del Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación para referirse a la implementación de la llamada Ley Brisa.

La subsecretaria de Programas Especiales contra la Violencia por Razones de Género participaron Carolina Varsky y la directora del Abordaje Integral de femicidios, travesticidios, trans feminicidios y delitos contra la integridad sexual Natalia Chinetti, quienes se refirieron a la articulación que realizan con las áreas de género de los municipios con el fin de mejorar la implementación, promoción, fortalecimiento y la facilitación del acceso al Régimen de Reparación Económica para niños, niñas y adolescentes (RENNyA) creado por la Ley 27.452, más conocida como «Ley Brisa».

La Ley Brisa es una reparación económica que equivale a un haber jubilatorio mínimo que se otorga a cada hija o hijo de víctimas de femicidios, travesticidios, transfeminicidios o de aquellas personas que han fallecido a causa de violencia de género y/o intrafamiliar hasta los 21 años o de forma vitalicia, si se trata de una persona con discapacidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *