La ministra de Salud, Carla Vizzotti, afirmó que el Gobierno «siempre» supo que iban a aumentar los casos de coronavirus para la época de fin de año y volvió a instar a vacunarse a todas las personas que recibieron su última aplicación hace más de 120 días «no importa el número de dosis ni el número de refuerzos» que tengan.

Vizzoti encabezó en la Casa Rosada las deliberaciones del Consejo Federal de Salud (Cofesa), organismo que reúne al Ministerio de Salud de la Nación y a las carteras sanitarias de los 24 distritos del país, con el fin de trazar un «balance de gestión» y analizar la situación del coronavirus de cara a las Fiestas y vacaciones, como así también la prevención ante el dengue en algunas provincias.

Durante el encuentro se destacó que, del total de casos confirmados en la última semana, el 49 por ciento se produjo en el AMBA, informó el Ministerio de Salud en un comunicado.

Se acordó en este punto continuar con la presentación de reportes semanales de información epidemiológica, avanzar con la aplicación de refuerzos, priorizar la vigilancia epidemiológica, y recomendar el uso de barbijo en centros de salud públicos y privados, así como en el transporte público.

«Hasta ahora siempre supimos que iban a aumentar los casos con respecto al verano pasado, aumentó en el hemisferio norte, no tiene la misma estacionalidad todavía que el resto de los virus respiratorios y se están acomodando en esa competencia del nicho de los virus respiratorios», afirmó Vizzotti a los periodistas acreditados en la Casa Rosada.

En un alto de la reunión, en el Salón de los Pueblos Originarios, Vizzotti precisó que «tenemos las vacunas y tenemos que avanzar en la vacunación con refuerzos», a más de dos años y medio de iniciada la pandemia en Argentina.

«Todas las personas que pasaron más de 120 días de la última dosis, no importa el número de dosis ni el número de refuerzos, tienen que darse una dosis para poder estimular las defensas y trabajar en ese sentido para que, sabiendo que casos va a seguir habiendo, eso no se traduzca en hospitalizaciones y muertes sobre todo quienes tienen más riesgo», afirmó Vizzotti.

Sobre el advenimiento de las fiestas y las vacaciones, señaló que «no hay ninguna recomendación en particular más que las de siempre».

«Es muy importante que ante cualquier síntoma se consulte si hay problemas respiratorios o manchitas en la piel por si hay sarampión; son los riesgos más grandes después de un evento masivo».

Además, la ministra Vizzotti explicó que en el Cofesa se está «avanzando en materia de trasplante, en materia regulatoria, con la Anmat (Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica), que durante la pandemia y ahora después de la pandemia logró sostenerse y se ha reformulado para acompañar lo que es la investigación, el desarrollo».

También sostuvo que lo proyectado es «acompañar desde el inicio desde el punto de vista regulatorio con el Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (Incucai) para aumentar la procuración de órganos para trasplante y fortalecer todo ese área con mucho compromiso de las provincias».

Asimismo, indicó que «hay situaciones epidemiológicas particulares en provincias, ahora con las vacaciones que se va a tratar y por supuesto la campaña de vacunación de sarampión, rubéola y polio».

Por su parte, el presidente del Incucai Carlos Soratti exhibió una nueva propuesta que viene trabajando el organismo en forma conjunta con sociedades científicas para incrementar la disponibilidad de órganos y tejidos para trasplante mediante el desarrollo de organizaciones hospitalarias de procuración.

“Queremos pasar de un programa extrahospitalario a un programa intrahospitalario, que va a generar un salto cuantitativo y cualitativo en la generación de donantes”, aseguró Soratti, quien explicó que este cambio debe realizarse en forma progresiva en hospitales seleccionados previamente

“Hay que involucrar los servicios de estas instituciones en los procesos de detección, selección, y tratamiento de los potenciales donantes”, añadió.

En tanto, el subsecretario de Estrategias Sanitarias, Juan Manuel Castelli, presentó los avances en la Campaña Nacional de vacunación contra sarampión, rubéola, poliomielitis y paperas, que a nivel nacional alcanzó una cobertura del 64.2%

Al respecto, se remarcó la importancia de redoblar los esfuerzos en todas las jurisdicciones para lograr la meta técnica y sanitaria del 90% de cobertura.

Con respecto a las estrategias para llevar a cabo durante el verano para avanzar con la vacunación, se destacó la importancia de articular con el Ministerio de Educación, así como aprovechar las colonias de verano.

“Las vacunas son obligatorias y tienen que estar aplicadas antes del ingreso escolar, por eso, es necesario llevar a cabo diversas acciones que permitan evitar que se tensionen los vacunatorios antes del comienzo de clases”, explicó el funcionario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *