Los inspectores de la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (ARBA) detectaron más de 200 mil metros cuadrados sin declarar en 580 casas de lujo, 77 construcciones en un country y 56 edificios en altura en el partido de La Plata, que en su mayoría figuraban como terrenos baldíos.

Fue en el marco de diversos operativos de fiscalización en los que se relevaron 772 construcciones de urbanizaciones abiertas y cerradas en sectores de altos ingresos.

De ese total, 56 correspondieron a edificios en altura, a las que se sumaron 580 casas de lujo en distintas zonas de la localidad y 77 construcciones en un exclusivo country platense.

El director ejecutivo de ARBA, Cristian Girard, dijo que «estamos intensificando los controles catastrales, sobre todo en lo que hace a los grandes desarrollos inmobiliarios», y puntualizó que «en estos casos de evasión hemos detectado que se construyen edificios en altura donde antes había una casa y se siguen pagando los metros cuadrados como si fuera una vivienda familiar».

«Nuestro objetivo es que todo aquello que se construya esté declarado y pague los impuestos como corresponde. Hemos actualizado las multas y, en el caso de los desarrolladores inmobiliarios en infracción, pueden llegar a los $10 millones. Se trata de multas muy importantes, y la forma de evitarlas es declarar las construcciones y ponerse al día», aseguró Girard en un comunicado.

Entre los casos más destacados que detectó ARBA se encuentra un supermercado de 2.800 metros cuadrados y un edificio de 10 pisos que tenía sin declarar 3.200 metros cuadrados de construcción.

Además, se detectaron 77 casos dentro de un barrio cerrado del norte de la localidad, que suman aproximadamente otros 19.000 metros cuadrados sin declarar y 589 construcciones en diferentes urbanizaciones abiertas platenses.

ARBA también detectó otros 55 edificios en altura, lo que corresponde a más de 75 mil metros que estaban sin incorporar al fisco provincial.

Según consignó el organismo de recaudación bonaerense, gran parte de estas construcciones figuraban y tributaban como terrenos baldíos.

De esta forma, mediante tecnología satelital y controles presenciales, la Agencia detectó la irregularidad y notificó a los propietarios de estas partidas para que regularicen su situación en un plazo perentorio, previo pago de la multa correspondiente.

Los operativos forman parte de las fiscalizaciones que realizó ARBA en sectores de altos ingresos de la provincia durante los últimos dos años, a partir de las cuales se encontraron más de 10 millones de metros cuadrados construidos no declarados.

Estas operaciones permitieron al fisco provincial obtener más de $1.600 millones que se estaban evadiendo en el pago del Impuesto Inmobiliario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *