Los ministros del Interior, Eduardo «Wado» de Pedro, y de Ciencia, Tecnología e Innovación, Daniel Filmus, encabezaron la firma del convenio para la construcción del Centro de Investigación, Desarrollo y Transferencia para la Agroecología (Cidta) y del contrato de comodato de una planta piloto de producción de biogás propiedad de Y-TEC, que se levantarán en la ciudad de Máximo Paz, provincia de Santa Fe.

De Pedro afirmó que es necesario «cambiar el chip y empezar a pensar en cómo hacemos que la producción, el sistema y el modelo productivo para nuestro país pasen a ser un modelo de producción sustentable, que les deje una Argentina vivible a las futuras generaciones».

«No le vamos a pifiar si nuestra generación comienza a pensar en que cada hecho y cada actividad que generemos como Estados nacional, provincial y municipal, y que generemos como empresarios, emprendedores y productores, deben tender a dejar un país mejor que el que nosotros recibimos», sostuvo el titular de Interior.

De Pedro subrayó que «este modelo productivo, de innovación y desarrollo local, fortalece no sólo a las economías regionales, sino también la disputa con la concentración de las empresas productoras de alimento», y señaló que «el 80 por ciento de la producción de los alimentos que consumimos está concentrado en 20 empresas».

«Esta situación no es culpa de las empresas. Es culpa de un modelo de otras épocas, que premiaba la depredación del territorio, la utilización de la química y de conservantes. El nivel de poca calidad que tenemos en los alimentos también tiene que ver con esta situación», añadió el ministro.

El funcionario del Ejecutivo llamó a trabajar «para que la Argentina se convierta en un suelo de oportunidades, pero no todas concentradas alrededor del puerto de Buenos Aires, sino que podamos construir una Argentina con muchos polos productivos».

Filmus coincidió en que es necesario «transformar este modelo», de manera de generar «condiciones de sustentabilidad y federalismo».

«Nosotros somos peronistas y no podemos permitir que en nuestro Gobierno crezca la indigencia. En esto, la ciencia y la tecnología tiene mucho para aportar», afirmó el ministro.

«Debemos cambiar el modelo productivo basado en la especulación financiera y en la exportación de commodities, y avanzar hacia un modelo productivo donde la principal riqueza sea la capacidad de trabajo de nuestra gente, sumado a la capacidad de desarrollo e innovación que plantea nuestro propio mecanismo de avance científico tecnológico», dijo Filmus.

Roberto Salvarezza, presidente de Y-TEC, destacó que «ciencia, tecnología, producción y federalismo es parte de nuestro ADN» y afirmó que «necesitamos mejores condiciones de vida y de producción en el interior, porque necesitamos que la gente pueda seguir estando en esos lugares y que no tenga que emigrar».

Por su parte, el presidente comunal de Máximo Paz, Darío Baiocco, destacó que se trata de «un proyecto regional, para educar a los jóvenes y generar el arraigo en nuestra zona».

El acto se realizó en el Centro Cultural de la Ciencia del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación (MINCyT) y participaron el subsecretario de Relaciones Municipales del Ministerio del Interior, Pablo Giles, y la directora nacional de Migraciones, Florencia Carignano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *