Argentina consiguió este miércoles su primera victoria en el Sudamericano Sub 20, tras ganarle a Perú 1 a 0 en la cuarta fecha del Grupo A, lo que combinado con el empate en Colombia-Brasil, lo mantuvo con posibilidades de acceder al Hexagonal Final en busca de un boleto para el Mundial de la categoría Indonesia 2013 y Panamericanos de Chile del mismo año.

El equipo de Javier Mascherano buscará el pase de ronda el viernes próximo desde las 21:30 ante el local Colombia en un mano a mano en el estadio Pascual Guerrero de la ciudad de Cali.

En el primer turno del día, Argentina se recuperó de las derrotas ante Paraguay (1-2) y Brasil (1-2) gracias a un gol de su capitán Gino Infantino a los 40 minutos en el rebote de un cabezazo al palo de Alejo Véliz, posterior a un centro de pelota detenida ejecutado por Brian Aguirre.

Más tarde, llegó el otro resultado necesario para darle vida a su ilusión: el empate 1-1 entre colombianos y brasileños, celebrado en una cancha colmada y expectante por una victoria cafetera que dejara en el camino a la «Albiceleste».

A falta de una fecha, el Grupo A arroja el siguiente ordenamiento: Brasil y Paraguay (clasificados) 7 puntos; Colombia 5; Argentina 3 y Perú 0.

Los tres mejores de la zona avanzarán al Hexagonal que repartirá cuatro lugares para el Mundial (del 20 de mayo al 11 de junio) y tres para los Panamericanos de Santiago (20 de octubre al 5 de noviembre).

Infantino y Aguirre fueron los únicos dos futbolistas que Mascherano conservó en la formación titular respecto de la pasada derrota con Brasil. El DT pateó el tablero para el decisivo encuentro con Perú y la apuesta lo expuso hasta el gol argentino por la falta de funcionamiento de un equipo apurado en la búsqueda del resultado.

Las salidas del arquero Federico Gomes Gerth, del defensor Valentín Gómez y del mediocampista Máximo Perrone sorprendieron por tratarse de jugadores parte de la columna vertebral junto al lesionado Agustín Giay.

En la primera media hora se vio un equipo nervioso, más propenso a la jugada individual que a la asociación, arengado por un enérgico entrenador que no lucía conforme con lo transmitido desde la cancha.

Argentina dominó territorialmente pero sin poder inquietar sobre el arco peruano, sobre el que puso la primera alerta a los 30 minutos con una volea de Javier Vallejo cuyo rebote desperdició el lateral derecho Ulises Ciccioli a perfil cambiado.

El empuje de Infantino, unas pocas intervenciones de Nico Paz -este miércoles interno por la izquierda- y algunas corridas de Aguirre fue lo ofrecido por el equipo antes de capitalizar el balón parado con la apertura del marcador.

Por primera vez en el torneo, la Selección Sub 20 pasó a estar en ventaja en un partido y Mascherano, sin especulación, quiso ampliarla con un cambio en ofensiva para el segundo tiempo: adentro Julián Fernández, afuera Vallejo.

El equipo se mostró más tranquilo con la diferencia a favor pero siempre confuso en la construcción del juego. Lo mejor provenía de la inspiración personal como la que tuvo Nico Paz a los 11 minutos con una aceleración y un posterior remate de media distancia.

Julián Fernández volvió a amenazar dos minutos después y Argentina consolidaba la sensación de un partido controlado ante un rival sin demasiados recursos anímicos ni futbolísticos.

Un nuevo acierto en ataque hubiera alcanzado para asegurar la victoria fundamental para seguir con esperanzas de pelear por las clasificaciones puestas en juego en el Sudamericano. Lo intentaron también Infantino y el ingresado Ignacio Maestro Puch sin efectividad.

El peso de la obligación de ganar generó una postura más conservadoras en los minutos finales, que el equipo atravesó con algún susto, producto de su falta de fiabilidad defensiva.

El pitazo final del venezolano Yender Herrera dio paso al desahogo: Argentina consiguió el objetivo y quedó a la espera del favor brasileño que se consumó horas más tarde.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *