El juez federal Sebastián Casanello desestimó una denuncia por falso testimonio presentada contra su colega Sebastián Ramos, a raíz de sus dichos como testigo en el marco del proceso que la Comisión de Juicio Político de la Cámara de Diputados se sigue a los integrantes de la Corte Suprema de Justicia.

El magistrado lo resolvió a instancias del fiscal federal Guillermo Marijuan, quien había postulado la desestimación por inexistencia de delito tras analizar la denuncia presentada por la presidenta de la Comisión de Juicio Político, Carolina Gaillard (Frente de Todos), informaron fuentes judiciales.

«Frente a la solicitud del acusador de desestimar la denuncia, la tarea del juez se encuentra acotada a examinar los requisitos de razonabilidad y legalidad de la petición, que en el presente caso se hallan satisfechos toda vez que el Fiscal ha arribado a una de las soluciones previstas en el ordenamiento legal, a través de un razonamiento lógico derivado del examen de las constancias que obran en el expediente», sostuvo el juez Casanello.

«El principio acusatorio, como sistema procesal que salvaguarda la imparcialidad del juzgador, exige que la investigación sea impulsada por un órgano distinto e independiente al Poder Judicial, estableciéndose en la carta magna que dicha función será llevada adelante por el Ministerio Público», sostuvo el magistrado tras reseñar cuál había sido la postura de la fiscalía.

La semana pasada, el fiscal Marijuan había emitido un dictamen de diez carillas en el que se inclinó por no impulsar la investigación de la denuncia relacionada con supuestos vínculos del juez Ramos con el ministro de Justicia y Seguridad porteño, Marcelo D’Alessandro.

En la denuncia se había sostenido que el juez Ramos negó bajo juramento de verdad mantener vínculos «sistemáticos» con el funcionario porteño pero luego se hicieron públicos «chats» entre ellos de donde «surge que habrían mantenido un intercambio por Whatsapp donde se vería demostrada una relación de confianza entre ambos».

La fiscalía fundamentó que la denuncia se basa en la difusión de un supuesto intercambio de mensajes entre el juez y el funcionario publicados por la prensa y que no pueden ser tomados como prueba.

«Se refiere puntualmente a supuestas conversaciones que se han publicado en medios de comunicación, sobre cuyo origen lícito nada se indica en la noticia ni en la denuncia, sino que por el contrario a ellas se refiere como «filtraciones», de las que no se desprende que hayan sido aportadas por las personas que aparecerían intercambiando comunicaciones», analizó el fiscal.

Ante ello, «no pueden ser incorporadas como prueba en ningún proceso penal sin dañar las bases constitucionales fundamentales que rigen su desarrollo», sostuvo.

Además, indicó que Ramos, al responder bajo juramento de verdad en esa audiencia ante la Comisión de Juicio Político de Diputados, no mintió al referirse a su vínculo con D’Alessandro, ya que se le preguntó si mantenía con él alguna relación «sistemática».

Marijuan consideró que no surge de la denuncia «de qué manera la respuesta del testigo a la pregunta ha sido falsa».

«Para poder afirmar que el Dr. Ramos ha negado una verdad, debiera darse por cierto que el Juez guarda con Marcelo D’Alessandro un vínculo que él considera sistemático», consideró.

El fiscal analizó las copias de la versión taquigráfica de la declaración «y la información de fuentes de acceso público de donde surgirían las conversaciones que motivan la presentación, compuesta por publicaciones digitales».

«Habré de solicitar a VS su desestimación, por no constituir delito los hechos en ella contenidos», concluyó el fiscal.

Ramos declaró como testigo en el marco del pedido de juicio político a los ministros de la Corte Horacio Rosatti, Carlos Rosenkrantz, Juan Carlos Maqueda y Ricardo Lorenzetti por supuesto mal desempeño o eventual comisión de delitos en el ejercicio de sus funciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *