El director general de Cultura y Educación bonaerense, Alberto Sileoni, se refirió a las modificaciones sobre el colegio secundario que aprobó el Consejo General de Educación y afirmó que desde el Estado se debe hacer “todo lo posible” para evitar que los estudiantes con dificultades “se vayan de la escuela”.

El lunes, el Consejo ratificó una reforma sobre las evaluaciones que se aplica de hecho desde el regreso a clases tras la pandemia de coronavirus y desde la oposición se planteó que “se modifica la normativa para que los chicos pasen y se les exija cada vez menos”.

En ese sentido, en declaraciones a la radio platense Oasis, el funcionario bonaerense rechazó los cuestionamientos y destacó: “No creemos en el facilismo, no creemos que un docente deba aprobar a alguien que no sepa“.

“El ciclo lectivo antes estaba organizado en trimestres y ahora lo está en cuatrimestres. Nos parece que ello dota de mayor tiempo para la planificación de la enseñanza”, describió Sileoni.

“A la vez, ahora hay un registro institucional de trayectorias educativas, que lleva el docente sobre todos los estudiantes. Eso permite un seguimiento y acompañamiento individual. Lleva una nota conceptual durante el año, que luego se transforma en una nota numérica”, contó.

Lo que se ratificó es el Registro Institucional de Trayectorias Educativas (RITE), que es lo que determinará si una materia está aprobada o no en cada cuatrimestre. Ese registro convivirá con notas numéricas anuales.

Al respecto, el ministro destacó que “se prevé, si el alumno no satisface los conocimientos, algunas instancias de evaluación en febrero y marzo”, pero apuntó que también se contemplan “los denominamos períodos de intensificación, en los que estará el docente con el alumno en una instancia individual trabajando con estrategias como evaluaciones orales, escritas y trabajos prácticos”.

“No se tocó el régimen de promoción, se pasa de año con dos materias previas como máximo; no desaparecen las mesas de exámenes, ni la nota numérica. No es más fácil. Sí hay más tiempo de acompañamiento a los estudiantes, que nos parece que es lo que tenemos que hacer”, continuó.

De modo enfático, el funcionario provincial planteó luego que “la sociedad incorporó identidad de género, matrimonio igualitario y cuestiones que parecían impensadas, pero cuando tenemos que discutir la matriz de la secundaria, que tiene 100 años, pareciera que es inmodificable” y recalcó que “es posible pensar en acciones y estrategias que no sean más fáciles, pero sí más acompañadas”.

Sileoni sostuvo que “los docentes están preparados para acompañar a estudiantes, advertir que comprenden, trabajar en lo que tienen que mejorar” y añadió: “Creemos en las posibilidades y en las instancias”.

“No creemos que de lo mismo que el chico esté adentro de la escuela y no se vaya. Debemos hacer todo lo posible para que no se vayan. Pero ese todo lo posible no es regalarles nada, sino acompañarlos en su trayectorias. Los chicos de sectores más vulnerables están más solos en esa posibilidad, mientras que los de clase media tienen un profesor particular o alguien que los ayuda. Por eso, desde el Estado, les tenemos que tender una mano”, enfatizó.

Finalmente, el titular de la cartera educativa bonaerense dijo que se renovó el régimen de convivencia, que tenía 12 años, “para pautar las normas de cada escuela e incorporar mayor énfasis en educación sexual integral, más tres jornadas institucionales de trabajo sin suspensión de clases para escuchar a los jóvenes”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *