El bloque de Acción Marplatense elevó un pedido de informe al Ejecutivo de Mar del Plata por el “estado de abandono” de la Plaza del Agua.

En el proyecto de comunicación, impulsado por la concejala Paula Mantero, se relata que, en 1913, mediante Obras Sanitarias de la Nación, se inauguraron las primeras obras de saneamiento en la ciudad. Y, al año siguiente, se hizo lo propio con una usina generadora de energía que se instaló originalmente en Güemes y San Lorenzo.

Donde actualmente está la plaza funcionaban talleres, oficinas administrativas, depósito de materiales y casa de los encargados y jefes de distrito. En 1990, la usina fue trasladada y el emplazamiento se transformó en un “espacio público para los vecinos y turistas”.

En tanto, en 2008 se realizó una restauración integral y del edificio, para “resaltar su valor arquitectónico y patrimonial”. A raíz de ello, la nave principal fue declarada de Interés Patrimonial, Cultural y Ambiental ese mismo año, a través de la ordenanza 18.460.

Sin embargo, según advierte Mantero, “recorrer el predio” en la actualidad es “observar a cada paso una total falta de mantenimiento y cuidado de un espacio que pertenece a todos los habitantes de General Pueyrredon”.

Y agrega: “Podemos ver el anfiteatro abandonado, el escenario ‘Violeta Parra’ oscurecido y cerrado el uso del espacio como centro cultural, la nave principal muy deteriorada en su fachada y los espacios verdes ya indignos de conservar dicho apelativo”.

La legisladora remarca en el proyecto que se trata de un “lugar emblemático y bello, enclavado en un espacio público abierto, en medio de una zona comercial pujante y asiduamente visitada por miles de marplatenses y visitantes”.

En este contexto, trabajadores municipales “comenzaron tareas de mantenimiento”, pero se desconoce “la magnitud y el alcance de las mismas”, lo que motiva la solicitud del informe.

La bancada opositora pide al gobierno de Guillermo Montenegro que detalle el plan de obra y los trabajos de mantenimiento a realizar; personal asignado o área municipal responsable; el destino que le dará al edificio luego de su puesta en valor; las consideraciones efectuadas por el área de Preservación del Patrimonio; estado del mobiliario y de la vegetación; y motivos por los cuales el edificio principal de la Plaza del Agua “carece de destino claro o función específica”.